Quemaduras solares

Es el enrojecimiento e inflamación de la piel que ocurre después de exponerse durante tiempo prolongado (sin protección) al sol o a rayos de luz ultravioleta. Poco después la piel se oscurece y al cabo de unas dos a tres semanas se desprenden o descaman las capas superficiales de la piel.

Causas de quemaduras solares

La exposición excesiva a los rayos ultravioleta al asolearse o broncearse en camas de luz ultravioleta puede producir quemadura de la piel.

Las quemaduras aparecen cuando se excede la capacidad protectora del pigmento (melanina) de la piel.

La piel de los bebés y niños es más sensible a los efectos de los rayos solares.

Las personas con piel clara tienen más probabilidad de sufrir quemaduras solares que las personas con piel oscura, por lo que todos deben protegerse.

La radiación solar más intensa (es la que con mayor frecuencia pueden producir quemaduras solares) ocurre entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde. Hay mayor radiación en zonas de grandes altitudes y en las cercanas a los trópicos; el reflejo del agua, la arena y la nieve intensifican los rayos solares.

Síntomas por quemaduras solares

Las manifestaciones provocadas por quemaduras solares son temporales, el dolor por la quemadura empeora entre 6 y 48 horas después de la exposición al sol. Generalmente se observa:

• Piel roja y sensible que es caliente al tacto, ardor o comezón.
• Ampollas que aparecen en horas o días después.
• Reacciones severas de la piel “alergia solar”, fiebre, escalofrío, erupción cutánea.
• Desprendimiento de las capas superficiales de la piel quemada por el sol que ocurre varios días después, ardor o comezón.

Los efectos a largo plazo son: el envejecimiento cutáneo, la fotosensibilización (mayor sensibilidad a la luz solar) y en casos graves, el cáncer de piel.

Tratamiento de las quemaduras solares

• Use ropa holgada, preferentemente de algodón.
• En caso necesario: Tome analgésicos para disminuir el dolor.
• Los antihistamínicos tomados por vía oral, y/o usados de manera tópica en Jalea (Andantol®) aplicado a la piel alivian la comezón y dolor asociado con irritaciones menores de la piel.
• También son útiles las compresas húmedas (con agua fría) y la aplicación de sustancias refrescantes.

ejemplo