Picaduras de Insectos

Las molestias y lesiones cutáneas provocadas por picaduras y/o mordeduras de insectos son ciertamente frecuentes, sobre todo en zonas obscuras, húmedas y calurosas. Son muy frecuentes en niños (de 1 a 7 años de edad). Las lesiones características son las pápulas y las ronchas. El principal síntoma es la intensa comezón. Las lesiones son más frecuentes en las zonas expuestas del organismo (brazos, piernas, cuello, cara).

Las ronchas son áreas inflamadas, elevadas, de forma irregular y diámetro variable, de color rosado con el centro ligeramente más claro, que provocan comezón de intensidad variable.

Las pápulas son lesiones de la piel, menores de 1 cm. de diámetro, redondeadas, elevadas, de bordes bien definidos y de contenido sólido

La picadura de insectos origina una respuesta que puede ser inmediata o tardía [que aparece hasta 24 horas después de la picadura]. Debido al rascado provocado por la intensa comezón pueden producirse otras lesiones cutáneas y costras.

En la reacción inmediata la lesión más característica es el Habón (lesión de la piel de forma parecida a la de un haba, que aparece en la piel a causa una alergia o de la picadura de un insecto).

En México, los insectos que frecuentemente causan picaduras en la piel son:

• Moscos, arañas, chinches, pulgas, garrapatas, mosca negra, abejas, abejorros, avispas y hormigas

Picadura por mosquitos, mosca negra

Lesiones características: pápulas que provocan intensa comezón. Se observan lesiones no agrupadas (cada mosquito pica una sola vez).

Dependiendo del grado de sensibilización de la persona pueden aparecer lesiones con pus (pústulas) e inflamación de los tejidos. La sustancia tóxica (o alérgeno) es la saliva del insecto.

Son insectos que “chupan sangre” [las hembras la necesitan para poner los huevecillos]. Las hembras son muy agresivas y producen picaduras dolorosas. La lesión se caracteriza por un punto rojo central, a veces sangrante con intensa inflamación y comezón. Las lesiones aparecen en las zonas corporales expuestas o libres de ropa.

Tratamiento:

• Lavado de la zona
• Antihistamínico oral y tópico (cuando se presentan reacciones de la piel).
• Corticoides, prescritos por el médico, en casos muy severos.

Prevención:

Uso de mosquiteros, ropa protectora y repelentes. Evitar acumulación de basura orgánica y los depósitos abiertos de agua.

Picadura por chinche

Son insectos que “chupan sangre”. Viven en muebles viejos (colchones, sofás y mobiliario de madera).

Su actividad es nocturna y es frecuente en zonas de clima templado. Miden de 4 a 5 mm de longitud. Al picar la chinche perfora la piel de la víctima al morder, extrae la sangre de la persona e inyecta su saliva la cual contiene anticoagulantes y anestésicos. El insecto se alimenta durante 5 minutos y regresa a su escondite. Por lo general el paciente siente la picadura hasta unos minutos o incluso horas después.

Las lesiones aparecen en la región lumbar, los glúteos y las caras externas de piernas y brazos.

Las lesiones características son:

Ronchas, pápulas, costras, y a veces vesículas (lesiones que contienen líquido) o ampollas. Si la persona continua expuesta a los insectos las lesiones pueden ser de evolución crónica.

Lesiones Lineares (o en línea) por picadura de Chinches.

También pueden observarse lesiones que se presentan en pares, llamadas “en mancuerna”

Tratamiento:

• Extremar las medidas higiénicas
• Sacudir, aspirar y mover los muebles de madera, colchones, cojines, percheros, etc.
• Lavar cuidadosamente la zona de la piel afectada.
• Administrar Antihistamínicos orales y/o tópicos (cuando se presentan lesiones en piel).

Picadura de Pulgas

El ciclo de vida de la pulga comienza cuando la hembra pone los huevecillos después de la alimentación. Son insectos que “chupan sangre”, que provocan picaduras por lo general en áreas cubiertas del cuerpo. Las lesiones que provoca la picadura de la pulga no se agrupan, se encuentran dispersas y se presentan frecuentemente en los pies, entre los dedos y la planta de los pies y cualquier área de la piel expuesta al contacto con el insecto.

Las lesiones características son pápulas o vesículas (lesiones con líquido) de 6 a 8 mm de diámetro con el centro de punto negro (producido por parte del abdomen de la pulga). Además de las pápulas pueden observarse áreas enrojecidas y pequeños moretones.

Cuando las lesiones son exprimidas, los huevecillos, las heces, y los órganos Internos de la pulga son expulsados través de los poros y puede ocurrir mayor inflamación e infección secundaria.

Picadura de Abeja, abejorro, avispa y hormigas

Las abejas poseen un aguijón dentado que queda incrustado en la herida. El insecto muere después de la picadura.

La lesión característica es la pápula (habitualmente se resuelve en pocas horas). Sin embargo, existen personas muy sensibles en las que aparecen áreas de extensa inflamación.

Entre las posibles complicaciones están: eventuales picaduras en garganta por obstrucción de la vía respiratoria. En casos de picaduras múltiples la persona puede presentar: náusea, vómito, diarrea, dolor de cabeza, hipertensión, convulsiones, y en casos graves pérdida de la conciencia.

Tratamiento:

• Lavado de la piel
• Extracción del aguijón por raspado (abejas)
• Frío local,
• Antihistamínicos orales y/o tópicos
• analgésicos orales
• Corticoides tópicos (solo en casos de moderados a severos)

En reacciones graves:

• Adrenalina en casos de inflamación severa de las vías respiratorias.
• Hospitalización, Oxigenoterapia y broncodilatadores (en caso de espasmo bronquial).
• Corticoides y antihistamínicos por vía intravenosa.
• Intubación preventiva [en casos de inflamación de la garganta].

Prevención:

Como norma general hay que evitar los perfumes corporales y las ropas de color vivo. Utilizar repelentes.

El tipo de lesiones, salvo que las picaduras están agrupadas y son producidas por un mismo insecto, es semejante al de los mosquitos y la mosca negra.

Picadura por Arañas

Viuda Negra

Habita en áreas rurales cálidas pero cerca zonas habitadas por el hombre. La especie presente en nuestro país es mucho menos tóxica que la americana. Su toxina es neurotóxica (afecta al sistema nervioso).

Lesión: la mordedura suele pasar desapercibida, pero a los 30-40 minutos aparece una zona enrojecida con comezón junto al área de la picadura. La lesión se acompaña de dolor ardoroso, sudoración, inflamación y dolor de los ganglios, con manifestaciones generales que aparecen entre las 1 y 12 horas: dolor abdominal (abdomen rígido), taquicardia, respiración rápida, dolor torácico, dolor cutáneo, hipertensión arterial, salivación intensa espasmos musculares dolorosos, convulsiones y pérdida de la conciencia. Las manifestaciones son más graves en los niños pequeños. La reacción severa provoca cambios importantes en las pruebas de laboratorio.

Araña marrón o de los rincones

Es preferentemente doméstica.

Lesión: la picadura es poco dolorosa y produce una lesión caracterizada por una área inflamada y enrojecida que se rodea de un halo azulado.

Pueden aparecer al cabo de algunos días ampollas que pueden producir lesiones más profundas de difícil evolución.

Manifestaciones generales (son raras o inexistentes en nuestro medio):

pueden aparecer en 24-72 horas: fiebre, malestar, comezón intensa y erupción con pequeñas ronchas ásperas, dolor de articulaciones y músculos, vómito y diarrea.

ejemplo

Que hacer para evitar
picaduras de insectos:

Mantener una buena limpieza en todas las habitaciones del hogar, (detrás y debajo de los muebles, rincones, parte posterior de los cuadros, detrás del lavaplatos y artefactos de baño. Aspirar cuidadosamente en forma periódica.

Evitar encharcamientos de agua

Separar las camas de las paredes

No colgar ropa ni toallas en muros o puertas

Revisar las sábanas y los rincones antes de acostarse.

Evitar que los niños jueguen al interior del clóset o rincones que no hayan sido previamente aseados.

Usar botas, guantes y ropa protectora en zonas boscosas, húmedas y repelentes en zonas calurosas y húmedas.

Si hay picadura o mordedura sospechosa, poner hielo en la zona afectada en forma intermitente y según la tolerancia (no más de 15 minutos cada hora). El hielo ayuda a inactivar el veneno del insecto o la araña (es más activo a altas temperaturas).

Administrar o aplicar medicamentos antialérgicos: por vía oral [por ejemplo Andantol® Jarabe] y/o tópicos directamente  en la piel [por ejemplo Andantol® Jalea]. En caso de que las molestias persistan o se hagan más intensas, consultar a su médico.

En casos severos, solicitar el apoyo de algún familiar y/o amigo para acudir al servicio de urgencia más cercano (sobre todo cuando existen molestias respiratorias, dificultad para deglutir o pasar saliva o líquidos así como en reacciones de la piel intensas o generalizadas.